Fabricantes | Las marcas dan marcha atrás en su etiquetado de colores

Coca-Cola, Mondelez, Nestlé, Pepsico y Unilever suspenden las pruebas en alimentos, pero no en bebidas.

Consumidora revisando la etiqueta de un producto en un supermercado
Consumidora revisando la etiqueta de un producto en un supermercado

Coca-Cola, Mondelez, Nestlé, PepsiCo y Unilever, promotoras del Etiquetado Nutricional Evolucionado (ENL), han decidido suspender la pruebas de este sistema en el mercado para los productos de alimentación, informan en un comunicado conjunto. "Las pruebas del etiquetado con código de colores se continuarán realizando en bebidas, que no se consumen en porciones menores a los 100 ml y que ya siguen el sistema voluntario de 'semáforo' de Reino Unido y de Irlanda", indican.

Esta decisión llega después de la polémica suscitada entre consumidores y expertos tras la presentación de este etiquetado. Así, por ejemplo, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) aseguró que no cumple con los requisitos definidos en el reglamento de la UE sobre información nutricional adicional, "ni es útil" para que los consumidores puedan elegir alimentos más saludables.

No obstante, las citadas multinacionales consideran que el ENL puede desempeñar "un papel importante" para informar a los consumidores de las cantidades de nutrientes y del contenido total de energía que están consumiendo, "facilitándoles una toma de decisión de compra más saludable y una alimentación más consciente", argumentan.

Las multinacionales aluden a la "falta de una definición armonizada" a nivel europeo de los tamaños de porción que ha conducido a un "insuficiente apoyo al sistema propuesto"

APOYO "INSUFICIENTE"

En este contexto, las compañías aludidas declaran ser "conscientes" de la "falta de una definición armonizada" a nivel europeo de los tamaños de porción que ha conducido a una "insuficiente comprensión y apoyo al sistema propuesto". Por ello, y ante la ausencia de una regulación de los tamaños de porción, las compañías han decidido suspender las pruebas del sistema ENL en los productos de alimentación.

En todo caso, las cinco compañías continuarán pidiendo el establecimiento de un sistema de etiquetado interpretativo en el frontal del envase que sea "ampliamente apoyado en la Unión Europea" y expresan su disposición a "contribuir en este proceso". Además, reiteran su solicitud a Bruselas para que establezca unos "tamaños de porción armonizados para alimentación y bebidas".

EN ESPAÑA

La semana pasada, el Ministerio de Sanidad español anunció su intención de implementar el sistema NutriScore, que ya está en vigor en Francia y Bélgica, un gráfico con coloración gradual del verde al rojo en cinco niveles. Cada producto destaca el color que le corresponda en función de su contenido en azúcares, grasas saturadas, sal, calorías, fibra y proteínas.

Sin embargo, la principal sorpresa del sistema la ha dado saber que, con este semáforo, refrescos como la Coca-Cola Zero salen muy bien parados con una B (verde claro, es decir, un notable) mientras que otros como el aceite de oliva, recomendado en la dieta mediterránea, suspende de forma rotunda.

Sanidad aclara que el sistema NutriScore se implantará en alimentos con más de un ingrediente en su composición

Pues bien, ahora, Sanidad ha precisado que este modelo de etiquetado no tendrá que ser aplicado en productos como el aceite de oliva, los huevos o la leche, informa Efeagro, y que se implantará en alimentos con más de un ingrediente en su composición.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña