Retailers | Así protegen los supermercados a sus trabajadores

Todas las cadenas han extremado la seguridad e higiene tanto de cara a sus empleados como a los clientes. Os lo contamos.

Colas a la entrada de un supermercado Mercadona
Colas a la entrada de un supermercado Mercadona

La pandemia de coronavirus ha instalado un escenario absolutamente excepcional y lleno de incertidumbres en todo el mundo. En España, como os venimos contando estas últimas semanas, la distribución alimentaria se encuentra entre los sectores estratégicos para garantizar el abastecimiento de la población y las cadenas han ido tomando medidas cada vez más restrictivas para extremar la seguridad y la higiene en sus establecimientos.

Entre las primeras que implantaron, además de proveer de guantes mascarillas y geles desinfectantes a sus empleados, las enseñas han reducido su horario de atención al público. Así, por ejemplo, Carrefour y Alcampo abren de 9 a 21 horas. Mercadona atendía en un principio de 9 a 20 horas y la pasada semana restringió de nuevo este horario adelantando a las 19 horas el cierre de sus tiendas.

Los supermercados de El Corte Inglés están operativos desde las 10 hasta las 20 horas, de lunes a sábado, y de 11 a 20 horas los domingos y festivos. Dia abre de 10 a 20 horas y Aldi, Lidl y Caprabo desde las 9 hasta las 20 horas. En todos los establecimientos se ha limitado el aforo para evitar todo lo posible el contacto físico y el acceso debe ser individual. Sánchez Romero, por su parte, cierra a las 21 horas de lunes a sábado y, en las tiendas que abren domingos y festivos limita su apertura hasta el mediodía.

Caprabo ha anunciado que cerrará los domingos, mientras dure el estado de alarma sanitaria por el Covid-19. Las tiendas que abren los domingos son 23, de 20 poblaciones ubicadas en las cuatro provincias catalanas: nueve supermercados en Barcelona, cinco en Tarragona, ocho en Girona y uno en Lleida.

PROTECCIÓN ADICIONAL PARA EMPLEADOS

Además, algunas cadenas han empezado a instalar mamparas de metacrilato en sus líneas de caja con el fin de proteger a sus empleados. La primera en hacerlo fue Carrefour. Mercadona se ha sumado este lunes a esa medida y, además, proporcionará guantes a los clientes para su uso obligatorio.

La enseña catalana Plusfresc también ha anunciado que pondrá las citadas mamparas y que, además, cerrará los sábados por la tarde para que pueda descansar su plantilla.

Y lo mismo hace ya la compañía extremeña Lider Aliment (del grupo Spar) que, asimismo, procederá a abrir cajas alternas siempre que sea posible, ha establecido un horario de limpieza de cajas y resto de dependencias del supermercado con desinfectante y pondrá vigilantes de seguridad en los establecimientos que lo necesiten así como personal de apoyo para ayuda a la fluidez de la circulación en los aparcamientos de sus tiendas.

Igualmente, Eroski, Aldi y Supersol han reforzado la seguridad de sus trabajadores y también han instalado mamparas protectoras en sus líneas de caja además de implementar otras medidas para mantener la seguridad al máximo nivel posible.

Por su parte, Consum ya ha completado la instalación de estas mamparas de seguridad en todos sus establecimientos. Este servicio se ha ofrecido a su franquicia Charter.

Lidl también se aplica en materia de seguridad. La enseña ha instalado en sus tiendas más de 3.500 mamparas, utiliza cajas alternas, ha incrementado la distancia de seguridad entre personas y reforzado la señalética, además de reducir el contacto directo entre clientes y empleados.

Sánchez Romero también avanza en la protección de sus tiendas y ya ha instalado mamparas protectoras en las líneas de cajas.

Asimismo, Carrefour ha movilizado 900 efectivos en limpieza y desinfección. La enseña ha empleado 600.000 litros de material desinfectante especial y ha limpiado más de dos millones de metros cuadrados.

Cajera de un supermercado Sánchez Romero tras una mampara protectora
Cajera de un supermercado Sánchez Romero tras una mampara protectora / Sánchez Romero

PRIORIDAD A LOS MAYORES

En estas circunstancias, las cadenas están mostrando una sensibilidad especial hacia los más vulnerables, como las personas mayores, y muchas han priorizado la compra para este colectivo o incluso han establecido franjas horarias destinadas a estas personas para que hagan la compra con mayor tranquilidad. Es el caso de El Corte Inglés, Mercadona, Carrefour, Condis o Caprabo.

Covirán es la última en sumarse a esta iniciativa. Según informa la compañía, toma esta medida con el fin de "proteger al colectivo de mayor riesgo" y para ello se ha adherido a una campaña de servicio a domicilio destinada a estas personas con necesidades especiales: clientes mayores, con problemas de movilidad, con diversos grados de discapacidad o aquellos que se encuentran en cuarentena, podrán solicitar su compra y servicio a domicilio.

Asimismo, en colaboración con el ayuntamiento de Sintra, ciudad portuguesa donde se ubica la sede administrativa de la cooperativa en Portugal, cuatro supermercados están ofreciendo el servicio de entrega a domicilio y de manera preferente a los profesionales de la sanidad, fuerzas y seguridad del estado, bomberos y personas al servicio del propio ayuntamiento.

PRIMAS ECONÓMICAS

Por otra parte, algunas compañías han decidido dar primas económicas a sus empleados por el esfuerzo realizado para combatir la incidencia del coronavirus. Es el caso de Mercadona, que premia a su plantilla con una prima del 20% de su sueldo bruto del mes de marzo.

La enseña catalana Bonpreu ha anunciado también que compensará con una prima de 200 euros a todos los trabajadores con contrato de 40 horas, mientras que el resto de empleados recibirá una cantidad proporcional a su jornada, informa el diario La Vanguardia.

También la cadena Lupa ha decidido bonificar a su plantilla como compensación al «gran esfuerzo» que viene realizando desde el 16 de marzo, fecha en la que se instauró en España el estado de alarma, recoge El Diario Montañés. La dirección de la compañía ha informado que abonará una gratificación extraordinaria equivalente al 20% del salario base de cada trabajador, que verán incluida en la nómina del mes de marzo.

Alcampo se suma a estas iniciativas y ha comunicado que reconocerá la aportación excepcional entregando una prima equivalente al 20% del salario base del mes de marzo de cada uno de sus trabajadores. El pago se realizará en la nómina de abril.

Consum, por su parte, ha aprobado un montante de 3,8 millones de euros para gratificar a sus trabajadores de tiendas y plataformas logísticas, como compensación al gran esfuerzo y dedicación que está realizando la plantilla. Esta gratificación se abonará ya en la nómina de marzo y supondrá una compensación económica de 283 euros de media por persona.

Del mismo modo, la dirección de Supermercados Masymas ha remitido un comunicado a sus empleados en el que notifica un complemento salarial de 200 euros como reconocimiento al "gran esfuerzo y la sobrecarga de trabajo" que han tenido que afrontar desde el estallido de la crisis del COVID-19.

Por su parte, la cadena de distribución Dia repartirá 9 millones de euros entre sus empleados y franquiciados de Dia Market, Dia & Go, Dia Maxi, Dia.es, La Plaza de Dia y Clarel para premiar su entrega y trabajo durante la crisis.

Siguiendo el ejemplo, Hiperber se suma a estas iniciativas y ofrecerá un complemento salarial a sus empleados de 200 euros brutos, proporcional al tiempo de trabajo efectivo durante esta crisis sanitaria.

Sánchez Romero ha tomado una medida similar y ofrece una compensación extra de 250 euros a los trabajadores de sus supermercados. Esta prima será prorrateada según el tiempo efectivo en tienda y en los contratos a tiempo parcial.

Supersol reconoce también el compromiso y esfuerzo de todos sus trabajadores de tiendas y almacenes con un pago especial de 200 euros por empleado. Esta prima, que ha supuesto para la compañía un millón de euros. La medida afecta a las dos enseñas del grupo: Supersol y CashDiplo.

Lo más

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña